¿Qué ver en Menorca? : la isla extraordinaria de las Baleares

article-photo-722
profile-photo-10610

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad de su autor(a).

Hace ya más de un año me pregunté qué ver en Menorca y me fui a descubrirlo. Si has seguido mi último artículo entenderás que 2019 ha sido el año de los viajes para mí, pero aún no soy una gran viajera. Suiza y luego las Baleares. Vamos, sígueme mientras te llevo a mis recuerdos de la isla más pequeña de las Baleares.


¿Qué ver en Menorca? : un cachito de tierra protegida frente a la costa de Cataluña


Menorca es la tercera isla del archipiélago balear después de Mallorca e Ibiza. No es la más pequeña en cuanto a la superficie, ¡esa es Formentera con sus 83 km2!

Menorca es una isla catalana, así que ten cuidado y no confundas el catalán con el castellano. Sin embargo, los comerciantes y los locales, acostumbrados a los veraneantes, hablan muy bien ambos idiomas e incluso el inglés. Pero si vas a pueblos alejados de la costa, puede que sólo te encuentres con auténticos catalanes.

La isla de Menorca tiene 694 km2 y una población de unos 90.000 habitantes durante todo el año. La capital es Mahón (Maó en catalan), en el extremo sureste de la isla. El aeropuerto está a 15 minutos en coche del centro de la ciudad.

La antigua capital era Ciudadela y está situada al lado opuesto de la isla, al suroeste.

La isla se puede cruzar de este a oeste en aproximadamente 1 hora en coche por la única carretera nacional (2x2 carriles) y está en muy buen estado. La mayoría de las carreteras de la isla son secundarias, bastante estrechas y llenas de polvo por el suelo de roca de la isla.


Pasa una semana de vacaciones en Menorca


Hay muchas cosas que ver en Menorca para las vacaciones de septiembre y es ideal. Si tienes una profesión liberal como yo, no tienes que preocuparte por la fecha de inicio de septiembre. Te doy una idea: trabajé todo el verano en Francia antes de tomar mis vacaciones en septiembre.

El tiempo sigue siendo el del verano, el agua está buena y no anochece antes de las 20 horas. Sin embargo, durante las dos primeras semanas de septiembre sigue habiendo turistas franceses, catalanes y españoles. Ten en cuenta que los niños menorquines no empiezan a ir al colegio hasta mediados de septiembre. Por eso las playas de las calas siguen estando muy llenas y es mejor madrugar para llegar primero. Los aparcamientos también se llenan rápidamente.


De Ciudadela a las playas del sur de la isla

ciudad-menorca.JPG

Al pensar qué ver en Menorca, mi primera idea no fue quedarme en Mahón, en la capital, sino ir directamente a la dirección opuesta, el oeste con sus hermosas playas y puestas de sol.

Llegué a Ciudadela a casa de mi anfitriona, súper acogedora, con la que nos llevamos bien directamente. Bonita casita en una zona tranquila y típica de la isla. El alquiler de un coche es necesario para visitar la isla y sus rincones y sobre todo para no depender de los horarios de los autobuses. Dicho esto, durante la temporada alta, la isla está bien comunicada por autobuses.
arbol-y-casa.JPG
En primer lugar, cuando llegué a Ciudadela a primera hora de la tarde, dejé las maletas y fui directamente a visitar una pequeña parte de la ciudad por la noche y a buscar una buena paella. El pequeño y encantador puerto deportivo de Ciudadela está lleno de restaurantes especializados en pescado. Las amantes del marisco y del pescado estarán encantadas. Pero ten cuidado, porque los camareros saben cómo atraer a los clientes y, cuando no sabes qué esperar, puede que te decepcionen algunos de los platos que crees que son excelentes.

Ciudadela perteneció a los británicos hace mucho tiempo, como el resto de la isla. También fue la capital de la isla hasta la Edad Media, antes de Mahón.

iglesia-que-ver-en-Menorca.JPG

Las calas del suroeste de Menorca

costa.JPG

Los primeros días sólo soñaba con ver las playas turquesas de arena fina. Nada que decir por este lado, lo que hay que ver en Menorca según Internet no engaña, los paisajes del suroeste con sus calas son bien paradisíacas. Como estas playas son muy frecuentadas por los veraneantes, es mejor llegar antes de las 9.00 - 9.30 de la mañana para estar más tranquila. 

Una cosa muy importante es que hay que llevar a Menorca un buen par de zapatillas deportivas. A diferencia de lo que ocurre en Francia, las playas no son accesibles desde el aparcamiento.

Ya lo sabía porque lo había investigado. La playa de Macarelleta es un ejemplo perfecto.
menorca-isla-extraordinaria.JPG
Ten en cuenta que los 200 kilómetros de costa están bordeados por el GR 223, que se llama "El Cami de Cavalls", que significa "el camino de los jinetes". Antiguamente, cuando Menorca era un reino, los caballeros vigilaban a sus enemigos desde las alturas de las calas a caballo.

Antes de 2011, el camino era absolutamente intransitable. Desde entonces, se ha rehabilitado para permitir su uso a pie, en bicicleta de montaña o incluso... ¡a caballo! 

Así que, atención a los excursionistas, ¡hay mucho que ver en Menorca! Y además es bastante deportivo. Se tarda entre 10 y 40 minutos en llegar a las playas de la isla, tanto en la parte suroeste como en la noroeste. Dependerá de las calas. Lleva una mochila, una botella de agua de acero inoxidable, crema solar y un sombrero.
océano-menorca.JPG
He pasado mis dos primeros días de vacaciones tomando el sol. Cala Galdana, cala Macarella y Macarelleta, cala Mitjana, cala en Turqueta. Ah, sí, y también me encontré con las cabras negras, ¡las mascotas de las playas del sur de la isla! Suben a los acantilados y se pasean buscando la comida que dejan los veraneantes. La sandía y las cáscaras de melón son sus favoritas. No temen en absoluto a los humanos y son inofensivos.

Al final de mi primer día, ya estaba agotada por la caminata que hice. Vacaciones deportivas :)

Para terminar este primer descubrimiento del suroeste de la isla, tomé la dirección del cabo de Artruix y su faro, uno de los más bellos miradores del suroeste de la isla para admirar la puesta de sol.
puesta-de-sol.JPG

Descubre Cala Morell, su bahía y las playas de los alrededores

costa-playa.JPG

Como una semana se pasa rápido, no quería pasar todo el tiempo en la playa. Esta no es mi visión de lo que hay que ver en Menorca.

Después de pasar 2 tardes en la playa, me tomé el tiempo de visitar Ciudadela por la mañana. ¡El paseo por las calles de la ciudad por la mañana es muy agradable porque en Menorca hace rápidamente calor incluso en septiembre! Pequeñas plazas, antiguos palacios, iglesias, calles empedradas y sombreadas, arquitectura típica, en definitiva, Ciudadela es una auténtica favorita.
playa-de-menorca.JPG
Tomo la carretera hacia Cala Morell. ¡Cambio de escenario! Bueno, casi, porque el norte de la isla también es precioso, pero diferente al sur. Las calas están siempre a la vista y también hay que llegar a las playas con solo unos minutos de caminata (solamente). Las playas son preciosas y el pueblo blanco de Cala Morell en la ladera del acantilado es increíble. 

Las casas son todas blancas con tejados planos y hermosos espacios con vistas al mar. En resumen, ¡el sueño! Por otro lado, ¡mucho viento! La costa recuerda a la de Bretaña. Así que ten cuidado cuando camines por la cima de los acantilados de no acercarte demasiado al borde... puede ser peligroso. 

Un poco más adelante, descubrí Cala Algaiarens con su hermosa arena roja y este rincón de la isla es conocido por su costa rocosa con tierra roja. El contraste del agua azul del Mediterráneo con la arena roja y la cala es como el planeta Marte: es definitivamente algo que ver en Menorca.
mar-azul.JPG

La cultura talayótica en Menorca

cala-morell-menorca.JPG

Cala Morell también es conocida por su yacimiento prehistórico: Necrópolis de Cala Morell. Consta con 14 cuevas superficiales construidas por el hombre prehistórico hace más de 3000 años. Estas cuevas se construyeron para enterrar a los muertos. El yacimiento arqueológico de Cala Morell es el más grande de la isla.
rocas.JPG
Este lado de la isla es muy tranquilo en comparación con los rincones turísticos del sur de la isla. Y lo que me gustó en Menorca es que si quieres estar tranquila es posible sin necesariamente conducir 1 hora y estar en medio de la nada.
cuevas.JPG

El centro de la isla de Menorca

casa-menorca.JPG

El centro es algo que ver en Menorca. Es una obligación porque para cruzar la isla de oeste a este hay que pasar por la única carretera principal de la isla. La más importante. Así que sería una verdadera lástima no hacer una excursión para descubrir estos maravillosos pueblos menorquines.
guirnaldas.JPG
En primer lugar, pasé por Ferreries antes de llegar a Es Migjorn Gran. 
Ferreries es el pueblo central en el mapa de Menorca. Este pueblo es realmente hermoso y tienes que visitar la pequeña iglesia situada en el corazón del pueblo. 

Es Migjorn Gran es un pueblo mucho más pequeño a pocos kilómetros de Ferreries, pero más alto. La pequeña carretera que te lleva hasta allí es muy fácil de conducir. La plaza central con su pequeña capilla y el ayuntamiento es una visita obligada. Las estrechas calles del pueblo son también muy típicas de Menorca, con paredes blancas y detalles de color en los alféizares y persianas.
callejon.JPG

Es mercadal, Fornells en el centro y norte de Menorca


Volviendo a Ferreries, continué hasta Es Mercadal, el pueblo que se encuentra al lado de la carretera principal y que es fácilmente reconocible por su antiguo molino.

El pueblo de Es Mercadal está un poco en las alturas de la isla porque no muy lejos de allí está el punto más alto de la isla: el Monte Toro. En la cima de esta montaña, de 358 metros de altura, se encuentra un antiguo convento y una mega antena. El sitio puede ser visitado sin ningún problema. Es algo que ver en Menorca pero no fui allí porque quería ir directamente a Fornells.

Es Mercadal también tiene una iglesia en su centro y en las alturas del pueblo, pero llegué demasiado tarde para la visita. Era un domingo a la hora de comer y la misa acababa de terminar. Así que me paseé por las calles para descubrir las pepitas arquitectónicas de este otro pueblo mallorquín


Fornells, un pueblo pesquero en el norte de la isla

barcas.JPG

Fornells es un pueblo pesquero conocido por su bahía de 4 km de longitud. Lo que me gustó mucho al visitar este pueblo es su autenticidad. Sabía que no me iba a decepcionar. La especialidad culinaria de los restaurantes de Fornells es: la caldera de langosta. Es un caldo de langosta y es el plato favorito de los menorquines y baleares en general.
puerto-menorca.JPG
Además, Fornells es uno de los lugares más agradables que ver en Menorca. La iglesia de los pescadores y las callejuelas siguen teniendo mucho encanto. Recorrer el camino que da a los numerosos restaurantes y a las típicas barcas de río menorquinas. Son unos veleros muy bonitos a los que me ha encantado hacer fotos.
montañas-de-menorca.JPG
El espectáculo y el panorama son absolutamente grandiosos desde las alturas de la bahía. Desde la Torre de Fornells y sus antiguos muros de piedra, se puede ver el faro de Cavalleria.
pueblo.JPG
Fornells es un poco más turístico diría yo porque encontré que había bastante gente y casas de vacaciones a lo largo de la bahía cerca de la playa de Fornells.
camino-a-menorca.JPG
Para terminar con lo que ver en Menorca, seguí pasando por Fornells hacia el oeste para descubrir una pequeña playa de arena roja llamada Cala Torta. No fui a ver el famoso faro de Cavalleria porque no hacía buen tiempo y había muchos turistas ese día.
mar.JPG

¿Cómo llegar a Menorca en avión?

isla.JPG

Antes, para llegar a esta pequeña isla balear, había que tomar el ferry, pero ahora es posible llegar a este cachito de paraíso en avión.

De hecho, desde hace unos años, cada vez más compañías aéreas han empezado a proponer conexiones entre los aeropuertos españoles y la pequeña isla de Menorca.
playas-menorca.JPG

Un consejo: si vas a ir en coche al aeropuerto, puedes ahorrar dinero en el aparcamiento fácilmente comparando ofertas en una plataforma de reservas como vuelapar.es, que recoge aparcamientos privados cerca de las terminales (que son mucho más baratos que los aparcamientos oficiales del aeropuerto).

Por ejemplo, desde Madrid, puedes encontrar aparcamientos en el aeropuerto de Barajas situados a pocos minutos de las terminales, más baratos que las soluciones oficiales y que ofrecen un servicio de traslado incluido con su plaza de aparcamiento. Y si realmente no quieres molestarte, también hay servicios de aparcacoches que te permiten dejar tu coche con un conductor profesional directamente en el aeropuerto.


Conclusión:


Menorca es una isla absolutamente hermosa y auténtica. Sólo se tarda unas 2 horas en llegar en avión a esta maravillosa isla desde muchas ciudades españolas como Valencia. Las cosas que ver en Menorca son pequeñas joyas protegidas que deben cuidarse durante mucho tiempo si queremos disfrutar de la riqueza de la biodiversidad de la isla.

En 6 días no me dio tiempo a visitarlo todo, ya que quería tomarme el tiempo necesario para saborear cada día con una agenda no demasiado apretada. Dicho esto, tengo la intención de volver a descubrir los lugares que no pude ver en 2019 y volver a visitar los que más disfruté.


Traducido del francés por Inés El Aoufir

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!:

Artículos sugeridos

Regresar al blog