Viajar sola VS viajar con amigas

article-photo-613
profile-photo-18943

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad de su autor(a).

Te lo piensas. 
Lo dudas. 
Consideras los pros y los contras.

 
Sin embargo, ¡no puedes decidirte!

Dos días antes, tus amigas te propusieron unas estupendas vacaciones entre chicas, la idea es: Una escapada entre amigas, viajar juntas un tiempo y disfrutar del sol. 
Con vuestras agitadas vidas cotidianas, hace mucho que no tenéis tiempo para reuniros.

Pero, también, siempre has querido hacer un viaje en solitario para darte un momento de paz y tranquilidad... Porque dicen que nada es tan bueno, como cuando lo consigues por tu propio esfuerzo. 
Por lo tanto, unas vacaciones en solitario serían la oportunidad ideal para darte un capricho a ti misma y solo para ti. 

¡Qué dilema! 

Sobre todo porque es tu única semana de descanso y tendrás que tomar una decisión. 

Tengo buenas noticias para ti: estoy aquí, y tengo la intención de ayudarte. 

Juntas repasaremos las diferentes etapas de un viaje y destacaremos las ventajas y desventajas de viajar sola y viajar con amigas… ¡Luego elegiremos al ganador de este duelo!

Debo admitir que no soy totalmente subjetiva; tengo una ligera preferencia por una de las dos formas de viajar... 

Te dejaré adivinar cuál es mi predisposición a través de tu lectura.

1era Ronda: cómo prepararse para viajar sola VS viajar con amigas
Chicas discutiendo.JPG

 
Ay, los preparativos de un viaje... 

Elegir el destino, leer unas cuantas guías, planificar el presupuesto; tantos pasos importantes para planificar lo mejor posible la estancia en ese lugar. 

Siempre he pensado que la organización es casi tan emocionante como el viaje en sí mismo. 
Soñamos, nos proyectamos sobre el terreno y ya imaginamos las aventuras que nos esperan.

Pero cuando se organiza un viaje, también hay que tener en cuenta muchos aspectos logísticos, sobre todo si se va con compañeras de viaje.

  • Elegir el destino
Viajar con amigas: Este es un primer paso complicado cuando se va con amigas: entre Lucía, que no quiere exponerse al sol, y Amelia, que prefiere ir de excursión a la montaña...
Hasta aquí llega tu sueño de ir a Marruecos y cruzar el desierto. 

Lástima, Patricia aconseja encarecidamente a las viajeras que visitéis este magnífico país, del que habla con entusiasmo...
Tienda de artesanía marroquí.JPG


Viajar sola: Un viaje es un momento único en la vida: es la pausa que estabas esperando, el momento fuera de tiempo que por fin te desconectará de tu frenética rutina diaria.

Ya hacemos suficientes compromisos en nuestra vida cotidiana, ¿por qué tendríamos que hacerlos en nuestras vacaciones?

Así que si viajas sola, el destino solo depende exclusivamente de ti.

Entonces, ¿para cuándo será Marruecos?

  • La pregunta (muy delicada) del presupuesto 

Viajar con amigas: "Las buenas cuentas hacen buenos amigos", ¿verdad? 

Pero es difícil ponerse de acuerdo sobre el presupuesto. Todo el mundo tiene su portamonedas; algunos prefieren utilizarlo para reservar un montón de actividades diferentes; otros optan por no gastar en nada...

El viaje ya está tomando un giro completamente distinto al que querías en un principio: has tenido que elegir un destino que pudiera satisfacer a todas; y ahora tampoco podrás darte un caprichito en el lugar porque debes acomodarte a actividades en las que todas puedan participar.

 Además, si no estás de acuerdo con lo que es una "salida de chicas", puede que te decepciones rápidamente la elección de las actividades.

Viajar sola: Viajar en solitario significa que puedes usar tu dinero como quieras, ya sea para derrochar o para ahorrar. 
No te sientes obligada a hacer nada. 

¿Quieres darte un capricho en ese restaurante carísimo? ¿O quieres comer solo un sándwich para no arruinar tu presupuesto? 

La elección es tuya.

  • Gestión del programa

Viajar con amigas: ¡Ring! ¡Ring! ¡Ring! 
Tu teléfono no para de sonar con todas las notificaciones que recibe.

La razón: todas tienen algo que decir, sus sugerencias, sus deseos. Con el "me gustaría hacer..." y el "¡oh no, no quiero ver eso!", las conversaciones en grupo se convierten rápidamente en un dolor de cabeza, y pronto pierdes la concentración.

¿Y después? 
¿Quién se encarga de reservar el autobús, comprobar el horario del tren e informarse de las diferentes actividades? 
Es Vivi... y con suerte, Vivi no eres tú. 

Recuerdo haber ido a Milán - Italia, con unas amigas. Con el pretexto de que soy estudiante de turismo y que ya he vivido en ese país, se me asignó (amablemente) el papel de organizadora; pero entre desacuerdos, preferencias personales y gustos de cada una... 
Los preparativos fueron especialmente agotadores, aunque también eran mis propias vacaciones, mi descanso, mi pausa. 

Estaba estresada, porque quería que todo fuera perfecto para las demás... como resultado, no era perfecto para mí en absoluto. 

Viajar sola: ... No, tu teléfono está encendido, si no hace ruido, es sólo porque eres libre de organizar tu agenda de viaje como quieras.

Puedes preparar tu viaje por carretera con total tranquilidad.

El ganador de esta 1era ronda es... ¡EL VIAJE EN SOLITARIO!

Viajar con amigas tiene muchas ventajas, ciertamente, pero viajar sola significa poder organizar tu viaje según tus propias expectativas.
¡Por fin podrás ir a Marruecos!
¡Mantenerte dentro de tu presupuesto!
Y, milagro... Tu teléfono no vibra ni una sola vez durante este viaje de ensueño.

Esto demuestra que hay muchos mitos cuando se trata de viajar con amigas.

2da Ronda: ¿Y al llegar al lugar de destino?
Viajeras discutiendo.JPG
 Por fin ha llegado el momento tan esperado: ¡te vas de vacaciones! 

Sería una pena que una cosa estropeara la diversión que tanto has estado esperando. 

Veamos con más detalle lo que puede ocurrir cuando estés allí, tanto si viajas con amigas como en solitario.

  • ¡Sorpresa!

Viajar con amigas: ¿Cómo serán las cosas en el lugar? Bueno, eso dependerá de tus amigas.

Si las conoces muy bien, seguro que no te llevarás ninguna sorpresa. 

Por otro lado, ir con tus amigas cuando no sois muy cercanas puede dar lugar a veces a sorpresas inesperadas. No se sabe todo sobre una persona, menos de alguien con quien has compartido en unas pocas ocasiones.

Fui a Cassis (por cierto, es un gran destino para viajar barato en Francia) con Stéphanie, una buena amiga con la que me cruzaba regularmente en la universidad. 

Hasta entonces no sabía que escondía un terrible secreto... Stéphanie ronca como un tractor. 

Y te puedo asegurar que con cinco noches en la misma cama, rápidamente se vuelve pesado.

Viajar sola: Una cama grande y acogedora para ti... Y sin sorpresas desagradables. 

Qué bueno es vivir con una misma.

  • Descubrir el destino

Viajar con amigas: Esta puede ser una experiencia muy agradable, porque compartes bonitos recuerdos con otras personas y descubres un nuevo lugar juntas. Podréis compartir vuestras impresiones y descubrimientos in situ. 

Pero cuidado con la otra cara de la moneda: a fuerza de observar demasiado lo que nos rodea, nos olvidamos de experimentarlo, de vivirlo. 

Fui a Italia con algunas amigas y si bien siempre me maravilló la belleza de sus monumentos y el sabor de su comida, nunca entendí tanto a Italia como cuando fui sola. Un poco como Amélie durante su viaje con sus amigas en Bulgaria...

Fue allí cuando realmente aprendí sobre este país, su cultura, sus valores...

Viajar sola: Cuando vas sola, tienes tiempo para sumergirte completamente en el destino: como en un buen baño caliente.

Y para ello, ¿qué mejor que elegir un método de couchsurfing adaptado a lo que buscas?

Dormir en casa de una persona local es una forma estupenda de experimentar la vida cotidiana de los habitantes.

  • Conocer gente nueva

Viajar con amigas: ... Esto no sucede muy a menudo.

De hecho, cuando viajo con otras chicas, suelo aprovechar su presencia para intercambiar y discutir con ellas. Esto suele reforzar nuestros vínculos.

Pero los encuentros con otras personas son más escasos, porque me quedo con mi círculo cercano sin abrirme a los demás.
Amigas viajando en un autobús.JPG
Viajar sola: Cuando voy sola, tengo tiempo para interesarme por los demás, por aquellos a los que no conozco (todavía). 

Iba a volver a contarles una anécdota sobre Italia, pero creo que están cansadas de oírme divagar, así que esta vez vamos a Alemania. 

Tuve la oportunidad de ir en un viaje de chicas a Berlín. Fue un gran viaje, pero es cierto que nos mantuvimos al margen. Un año más tarde fui a Múnich por mi cuenta y allí conocí a una joven finlandesa. Me hice amiga de ella muy rápidamente: es una de mis mejores amigas desde hace dos años.

Desde entonces me he preguntado cuánta gente maravillosa me he perdido por quedarme entre amigas...

De hecho, ¿por qué no recibir a una viajera en solitario en tu casa? Al fin y al cabo, aunque no viajes puedes conocer a gente maravillosa.

  • Gestión del tiempo

Viajar con amigas: Tu mejor amiga ha decidido invitar a una conocida a unirse a vosotras. 
Como se suele decir: cuantos más, mejor... 

El único problema es que esta amiga que se ha unido a vosotras no se lleva bien contigo, y viceversa. 
Es normal: no se puede ser amiga de todo el mundo. 

Sin embargo, donde se vuelve molesto es que vais a compartir las mismas rutas, las mismas visitas y el mismo alojamiento durante largos días. 

Así que terminas atrapada con alguien que no te gusta.

La buena noticia ¡es que el tiempo parecerá largo y las vacaciones no pasarán demasiado rápido!

Viajar sola: Gestionas tu tiempo como quieras: si conoces a alguien agradable, eres libre de pasar tiempo con él; si por el contrario prefieres estar tranquila, es fácil escabullirte... Y disfruta del resto del camino en total libertad.

El ganador de esta 2da ronda es... ¡EL VIAJE EN SOLITARIO!

Si buscas autenticidad, sólo puedo aconsejarte que vayas sola... No hay que tener miedo: viajar sola siendo mujer es más fácil de lo que crees.

3era Ronda: Regreso a casa

Una cosa es segura: tanto si viajas con amigas como si lo haces sola, volverás con la cabeza llena de muchos recuerdos. 

Lo más maravilloso de viajar es lo que te llevas cuando vuelves a tu vida cotidiana.

  • Lo que obtenemos al viajar

Viajar con amigas: Seguro que tendrás un montón de anécdotas divertidas sobre lo que os pasó a ti y a tu amiga durante la excursión al Etna.... 

Ir de viaje con tus amigas te traerá muchos recuerdos fantásticos y divertidos. 

¡Seguro que harás reír a mucha gente cuando vuelvas!

Viajar sola: Cena familiar: "¿Qué tal el viaje en solitario?"

... Una sucesión de intensas emociones que te sucedieron durante tu paseo por el zoco de Marrakech. 

De hecho, un viaje en solitario te enseñará mucho sobre ti misma, sobre tu potencial, sobre lo que eres capaz de hacer: una inspiración que a menudo deja a los demás atónitos por la fuerza que has sacado de ello. 

De hecho, yo diría que un viaje con amigas te divertirá, mientras que un viaje en solitario te hará crecer.

  • Lo que habrás aprendido

Viajar con amigas: Cuando vuelvas de un viaje con tus amigas, tus recuerdos serán mucho más ligeros: lo que cuentes será un reflejo de tus vacaciones con tus amigas, de lo que hicistéis entre vosotras para divertiros allí... 

Sin haber descubierto tu destino, que se parece más a unas vacaciones turísticas.

Viajar sola: Ir sola te traerá recuerdos auténticos y fuertes, que compartirás con los que te rodean para describir la realidad que encontraste allí, como una verdadera viajera. 

  • El poder de los recuerdos

Viajar con amigas: Es muy sencillo: tus recuerdos son accesibles para tus amigas, que comparten esta experiencia común. 

¿Quién no ha recordado alguna vez anécdotas con una sonrisa nostálgica al compartir una buena comida años después? 

No hay duda: Cuando te vas con tus amigas, los recuerdos compartidos os unen.

Viajar sola: No sé tú, pero yo siempre he considerado mis recuerdos como un espacio aparte en mi pequeño jardín secreto. 

Como un trozo de tierra dedicado a todas las cosas bonitas que me han pasado, que cultivo con una sonrisa soñadora que me calienta en los momentos difíciles.

Pues bien, puedo asegurar que los recuerdos que siembro allí solo son aún más florecientes, porque me pertenecen solo a mí y solo yo puedo captar su magnitud. 

Los demás no pueden entender lo que yo he vivido: y mi memoria brota de esta exclusividad. 

En una época en la que siempre compartimos todo con los demás a través de las redes sociales, lo que nos pertenece sólo a nosotros tiene un sabor especialmente precioso. 

El ganador de la 3era ronda es, una vez más, ¡EL VIAJE EN SOLITARIO!

Veredicto de este partido: parece que las compañeras de viaje son eliminadas por la viajera en solitario...
chica disfrutiendo del aire libre.JPG

Nos vemos en nuestro próximo duelo de titanes: ¡dormir en un hotel VS alojarse en casa de un local!

Creo que lo habrás entendido:Tengo una ligera preferencia por los viajes en solitario (¿quién lo iba a decir?). 

Sin embargo, no subestimo el placer de viajar entre chicas: he ido varias veces de vacaciones con amigas y tengo muy buenos recuerdos de ellas, a pesar de los imprevistos.... 

Como aquella vez que, durmiendo en un barco mientras cruzábamos el Mediterráneo, un camionero polaco roncaba tan fuerte en nuestra sala común que mi amiga amenazó con llamar a la policía (¡parece que Stephanie me persiguió hasta Grecia!). 

Tal vez te cuente esa historia en un próximo artículo.

Pero es cierto que ir sola tiene ese plus que convierte tu viaje en solitario en una experiencia única y gratificante. 

Sólo puedo recomendarte que viajes sola, sobre todo si aún no has tenido la oportunidad. 

Y entonces, después de todas estas anécdotas, ¿qué les vas a responder a tus amigas de viaje? 

 

 Traducido del francés por Leydis Durango Elles 

AVENTURA| ESTILO DE VIDA| VIAJE
¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!:

Artículos sugeridos

Regresar al blog